Noticias INVEMAR

Atrás

“Tan fuerte como un mangle”

Por: Luisa Francisca Cardona Acuña, María del Pilar Parrado Cortés, María Mutis Martinezguerra, Selene Rojas Aguirre [Programa BEM], Isabela Katime [CMC]

 

Quizás muchos han escuchado o usado la frase “fuerte como un roble”, pero el paso del Huracán ETA y el Huracán IOTA por el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, quizás invite a modificarla, resaltando y entendiendo la importancia de los manglares como ecosistemas fuertes, resilientes y sobre todo protectores.

 

Los manglares son formaciones arbóreas marino costeras ubicadas tanto en el Caribe como en el Pacífico colombiano, en áreas continentales e insulares. En el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina se encuentran cuatro especies conocidas como mangle rojo (Rhizophora mangle), negro (Avicennia germinans), blanco (Laguncularia racemosa) y mangle botón (Conocarpus erectus). Su importancia a nivel ecológico radica en que albergan diversas especies de aves, peces, reptiles, anfibios, crustáceos, moluscos y otros invertebrados, sirviéndoles de “zonas de crianza”, refugio y alimentación. A los seres humanos por su parte, les ayudan como barreras protectoras naturales ante eventos como marejadas, turbas, erosión costera, tsunamis y huracanes. Esta función se pudo evidenciar ante el reciente paso de ETA e IOTA, fenómenos naturales que dejaron rastros de afectación en todo el Archipiélago, pero también una historia que puede ser contada por los manglares que permanecen en pie para seguir protegiendo a los isleños.

 

A continuación, el Antes / Después del Huracán IOTA en imágenes:

 

Bahía de El Cove, localizada en el costado occidental de la isla de San Andrés, que fue el lado más impactado por ambos huracanes (ETA e IOTA).

 

"Tan fuerte como un mangle"

 

 

 

 

 

  • Evidencias de los manglares y la vegetación terrestre del costado oriental (lado menos impactado), después del paso del huracán IOTA.

 

 

 

Promedio (0 Votos)