Noticias INVEMAR

Atrás

Invemar regresa a la Antártida

 

Invemar regresa a la Antártida

Izq: Investigadores Invemar en ANTAR XVII | Der: Pingüinos bahía Esperanza. Continente Antártico. Foto: Constanza Ricaurte (Coordinadora GEO)

 

A principios del 2020, un equipo de tres investigadores representaron a Invemar en la Vigésima Séptima Campaña Científica del Perú a la Antártida (ANTAR XXVII), con el proyecto: “Evolución del Vulcanismo Submarino en el Estrecho de Bransfield: Relación de las Emanaciones Hidrotermales con la Biodiversidad y el Cambio Climático”, realizado en cooperación con INGEMMET (Perú), Universidad de la República (Uruguay), IGME (España), Universidad Católica del Norte (Chile) y la Universidad Científica del Sur (Perú). Las expediciones hacen parte de un programa de actividades que realiza Perú en el continente Antártico desde 1988.

 

 

BAP Carrasco

 

A bordo del BAP Carrasco, de la Marina de Guerra de Perú, considerado el buque oceanográfico con capacidad Polar más moderno de su clase en la región del Pacífico,  inició la segunda fase del ANTAR XXVII (Del 28 de enero al 3 de marzo – hacia el final del verano austral), una expedición caracterizada no sólo por condiciones climatológicas adversas, en donde se registraron altas temperaturas entre los 6 C° y 1,5 C°; sino por tener una mayor participación de Invemar (Constanza Ricaurte –Coordinadora del Programa de Geociencias Marinas GEO, Silvio Ordoñez y Magnolia Murcia investigadores del mismo programa) y ser la campaña de INVEMAR con mayor duración en el continente antártico.

 

 

El equipo del Antar XXVII estuvo conformado por 32 investigadores y 80 tripulantes, procedentes de siete países e instituciones como INGEMMET (Perú), Universidad de la República (Uruguay), IGME (España), Universidad Científica del Sur (Perú), Vrije Universiteit Brussel (Bélgica), IPEN (Perú), Universidad Católica del Norte (Chile), Servicio Geológico (Uruguay), Universidad de Piura y la Pontificia Universidad Católica de Lima (ambas de Perú), Luleå University of Technology (Alemania), Universidad Santa María (Perú), Universidad Andrés Bello (Chile), el Instituto Geofísico Peruano y el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras – INVEMAR- (Colombia).

 

Durante la expedición se realizaron 53 estaciones oceanográficas, dentro de las cuales se ejecutaron también 32 de draga de sedimentos (para obtener muestras del fondo marino), 7 de draga de roca y 3 lanzamientos de Vehículo de Operación Remota (ROV por sus siglas en inglés). La profundidad máxima de exploración fue de 1.770 metros y abarcó estaciones en siete locaciones de la Isla Rey Jorge, Estrecho de Bransfield y la Península Antártica.

 

Gracias a esta campaña, se espera entender la evolución geológica del estrecho de Bransfield, la influencia del hidrotermalismo (proceso geológico en el cual sedimentos o rocas sufren los efectos de la circulación de fluidos a altas temperaturas y químicamente activos)  en la biodiversidad, además de su relación con la geoquímica sedimentaria.

 

Pero, ¿Por qué es importante para Colombia ir a la Antártida? Este tipo de participaciones son de gran impacto para nuestro país y el papel que juega la comunidad científica. Colombia tiene interés en ser miembro consultivo del Tratado Antártico, por lo que este tipo de proyectos nos acercan a esa meta.

 

Sabías que…

 

  • De Colombia a la Antártida hay 11.199 km.
  • La Antártida es el cuarto continente más grande del mundo. Abarca desde los 60° de latitud sur y comprende: el Océano Glaciar Antártico, Archipiélagos, Islas y el Continente.
  • El continente Antártico juega un papel fundamental en el clima del planeta, ya que sus condiciones puras y la falta de alteraciones en su entorno, son pieza clave para comprender el impacto de los humanos sobre los ecosistemas.

 

 

“Creo que es difícil describir la Antártica en pocas palabras, pero yo diría que es el mejor lugar del mundo, en un sitio lleno de magia, donde todas las cosas están en armonía” Constanza Ricaurte

 

Promedio (0 Votos)