Atrás

Corpamag e Invemar le apuestan a la alfabetización oceánica con el primer encuentro “Formador de Formadores”

 

 

Hoy, 22 de Julio, con el encuentro  “Formador de Formadores”, se dará inicio al ciclo de actividades de Sensibilización y alfabetización oceánica, una actividad enmarcada en el Convenio 451-2020 suscrito entre la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, y el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras, INVEMAR.

 

El encuentro de Formador de Formadores, pretende capacitar a docentes y bibliotecarios de instituciones educativas de los municipios costeros o cercanos a las costas del departamento del Magdalena para que se conviertan en líderes de alfabetización oceánica, y sean promotores de acciones que aporten soluciones a los problemas ambientales locales y a la conservación de los ecosistemas marinos y costeros.

 

En este primer ciclo participarán docentes, bibliotecarios y promotores de lectura de 14 instituciones educativas y doce (12) bibliotecas de la Red de Bibliotecas Públicas del departamento ubicados en la zona de influencia del proyecto y municipios o corregimientos con incidencia al océano.

 

Esta actividad, contribuye a los objetivos planteados en el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible 2021-2030, y específicamente al compromiso de desarrollar conocimiento mediante la alfabetización oceánica, donde se busca explicar cómo el “océano influye en el ser humano y cómo las acciones humanas influyen en el océano”. Además, pretende reforzar la importancia de conservar y proteger los recursos naturales; motivar el desarrollo de prácticas de conservación en las generaciones actuales y futuras; propiciar un espacio para el intercambio de experiencias y la entrega de herramientas que les permitan ser transformadores de conocimiento.

 

Durante el encuentro, que se desarrollará de forma virtual, se abordarán temáticas asociadas tanto a alfabetización oceánica, como a los componentes técnicos del proyecto: macroalgas, erosión costera, basuras marinas, calidad de aguas y por supuesto, educación ambiental, demostrando de qué se tratan, cómo se trabajan en el marco del Convenio y aún mejor, cómo se puede aportar desde las instituciones y bibliotecas a contrarrestar estas problemáticas ambientales.

 

Posterior a esta primera fase, se dará llevarán a cabo jornadas de acompañamiento a un grupo de instituciones educativas en la transferencia del conocimiento a las futuras generaciones; finalmente, una tercera y última fase será el escenario para el intercambio de experiencias, con la socialización de iniciativas ambientales escolares inspiradoras. 

 

 

Promedio (0 Votos)