Atrás

Es el momento de contemplar las ballenas en el Pacífico colombiano

ballenas en el Pacífico colombiano

 

Cada año, entre los meses de julio y noviembre, las ballenas yubartas llegan a los mares colombianos, desde la Antártida y el estrecho de Magallanes en Chile a parir sus crías o a aparearse. De hecho miles de turistas viajan al Pacífico atraídos por la visita de estas especies. Adicionalmente, entre el 26 al 31 de agosto, en Nuquí se celebrará el Festival de la Migración, un evento en el que los niños y jóvenes de la región realizan actividades culturales y ecológicas inspiradas en la visita de estas criaturas marinas. Para ampliar este tema, hablamos con el investigador científico del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras “José Benito Vives de Andréis” –Invemar, Manuel Garrido Linares, quien labora en el Museo de Historia Natural Marina de Colombia, Makuriwa.

 

¿Por qué se da este fenómeno en esta época del año?

El avistamiento regular en esta época del año de estos cetáceos corresponde a su época reproductiva y de crianza después de una migración de aproximadamente 8000 mil km desde la Península Antártica y el estrecho de Magallanes en Chile.  La presencia de estas ballenas en el pacífico colombiano incluye actividades fundamentales en su ciclo de vida tales como el cortejo, apareamiento, parto, lactancia y crianza, reposo y socialización.

 

¿Qué especie de ballena en particular se puede ver?

De las seis especies de cetáceos con barbas reportadas en la región del Pacífico colombiano, solo la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) se reporta de manera regular cada año.

 

¿En qué lugares del Pacífico se puede avistar?

Principalmente en las aguas costeras de los departamentos de Nariño, Cauca, Valle y Chocó, y en aguas oceánicas de los alrededores de la Isla Malpelo, Isla Gorgona y cercanías, Ensenada de Tumaco y cercanías (Cauca), Bahía Málaga (Valle del Cauca) y cercanías y Golfo de Tribugá.

 

¿En qué periodo están en esta zona de nuestro territorio?

Regularmente se pueden observar entre junio a noviembre de cada año. Sin embargo existen reportes de avistamientos en los meses entre marzo y mayo y algunos en el mes de diciembre, de acuerdo con expertos podrían corresponder a una población diferente o a ballenas que llegan más temprano y/o se van más tarde.

 

¿Cuáles son las recomendaciones para los motoristas y turistas que estén en la zona?

Por parte de los motoristas

Es su deber atender las disposiciones de la Dirección General Marítima DIMAR respecto a los requisitos para el zarpe y las maniobras a realizar cuando se observan ballenas:

• En cualquier caso no deberá acercarse a una distancia menor a 200 metros de la ballena.

• Cuando se encuentre a 300 metros o menos deberá navegar a una velocidad lenta sin superar la del nado de la ballena, o en su defecto, debe tener el motor en neutro.

• Podrá acercarse en forma paralela a la ballena, ligeramente por detrás y situarse adelante pero sin obstruir su paso permitiéndole que se acerque. Las aproximaciones directas por delante y por detrás resultan amenazantes para las jorobadas.

• Debe evitar los cambios bruscos de velocidad. Cuando tiene que hacerlos continuamente, así como de dirección.

• No acercarse a una madre con su cría, si lo hace es prudente que se aleje a baja velocidad y sin producir oleaje.

• Si las ballenas están saltando o realizando alguna maniobra de comportamiento debe alejarse ya que ellas requieren de espacio. Acercarse más de lo permitido podría ocasionar accidentes.

• Los motoristas de embarcaciones grandes deben permanecer a una distancia de 2 km cuando observen investigadores que estén haciendo grabaciones.

• El alejamiento de las ballenas tiene que hacerse lentamente sin causar olas.

 

 

Por parte de los turistas

• Conozca las normas que rigen las embarcaciones y vele porque los motoristas las cumplan.

• No intente dispersar los grupos de ballenas.

• No les dé de comer ni arroje desperdicios o basura al mar.

• Si está nadando y accidentalmente se encuentra una ballena, hágalo a más de 30 metros, tratando de alejarse lo antes posible.

• Procure mantener silencio, los ruidos fuertes las incomodan.

• Mire hacia el mar y esté atento a los soplos o movimientos de las ballenas.

 

 

Fuentes de consulta:

  1. Trujillo F., A. Gärtner, D. Caicedo y M. C. Diazgranados (Eds). 2013. Diagnóstico del estado de conocimiento y conservación de los mamíferos acuáticos en Colombia. Ministerio de Ambiente y Desarrollo sostenible, Fundación Omacha, Conservación Internacional Y WWF. Bogotá, 312p.
  2. Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. 2011. Guía de avistamiento de ballenas jorobadas Colombia. Fondo de promoción turística.