Atrás

A través de proyectos de aprovechamiento de recursos marinos, INVEMAR promueve el Año Internacional de la Pesca y la Acuicultura Artesanales

El 2022 fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Año Internacional de la Pesca y la Acuicultura Artesanales—AIPAA 2022, una importante celebración liderada por la FAO que reconoce a los más de 492 millones de personas que dependen de la pesca a pequeña escala para subsistir, entre ellos pequeños pescadores y acuicultores artesanales, quienes proporcionan alimentos sanos y nutritivos que contribuyen a lograr el segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible: lograr el Hambre Cero.

 

Esta celebración constituye una oportunidad para mejorar el diálogo entre los diferentes actores relacionados con el sector pesquero y fortalecer la asociación de los pequeños productores para que adquieran visibilidad en los mercados y sean incluidos en la formulación de políticas públicas para la toma de decisiones alrededor de su rol en las comunidades locales.

 

 

En el marco del AIPAA 2022, el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras-INVEMAR, a través del Programa de Valoración y Aprovechamiento de los Recursos Marinos y Costeros—VAR en alianza con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura—FAO, ha venido desarrollando proyectos que contribuyen y aportan al reconocimiento de los pequeños pescadores y acuicultores. Entre los que se desatacan:

 

Herencia Colombia: apoyando el nuevo enfoque integrado colombiano de la gobernanza territorial en paisajes sostenibles, productivos y resilientes.

Aunque dio inicio recientemente, este proyecto tiene planificado en sus productos apoyar actividades de pesca artesanal en los palafitos de la Ciénaga Grande de Santa Marta con visión de ecoturismo, así como hacer un acuerdo comercial para garantizar el ingreso de una pesquería artesanal en los mercados de manera responsable. Lo anterior de cara al código de conducta de la pesca responsable de la FAO, el ODS 14 y las directrices voluntarias para la pesca sostenible de pequeña escala. 

 

El proyecto se articula con el plan de acción mundial del año internacional de la pesca y la acuicultura artesanales 2022 desde su objetivo general, el cual está enfocado a: “contribuir al logro de los ODS nacionales, la Contribución Nacional Determinada (NDC) y el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) a través de la conservación y el uso sostenible del patrimonio natural del país; y en particular, a partir de una mejora en el manejo integral, la resiliencia de los ecosistemas y la gobernanza de dos paisajes priorizados: Caribe y Andes Centrales”. En este sentido, desde el INVEMAR se aborda lo concerniente al paisaje Caribe y específicamente en la ecorregión Ciénaga Grande de Santa Marta.

 

Este proyecto se ejecuta de la mano con Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, HeCo, Parques Nacionales Naturales de Colombia, WWF Colombia, el Instituto Humboldt, FAO y Unión Europea.

 

 

Protección social para la pesca y la acuicultura (SocPro4Fish) en Colombia. 

‘SocPro4fish’ por su parte, promueve la inclusión económica y el fortalecimiento de la resiliencia y la seguridad de los medios de vida de los pescadores y los trabajadores de la pesca para hacer frente a los efectos y las perturbaciones de las crisis covariables a nivel macro y micro, aumentando la comprensión del escenario actual, y reduciendo los obstáculos para acceder a la protección social. Esto a través de la promoción de las oportunidades y una mejor gestión de los recursos, mediante el establecimiento de sinergias con otros sectores en los países donde se desarrolla actualmente: Colombia, Paraguay, Túnez y Malawi. 

 

Además de lo anterior, ‘SocPro4fish’ busca integrar la acción climática en respuesta al covid-19 apoyando la protección social y la inclusión económica orientada a las necesidades específicas de la población más vulnerable, y planificando una recuperación inclusiva y sostenible.

Este proyecto hará un aporte significativo en Colombia acorde a las directrices voluntarias para la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala de la FAO, en su año, y es el relacionado con empoderar a las instituciones y actores nacionales sobre las bases para obtener un sistema de protección social para el pescador artesanal.

 

En ese sentido, en el caso de Colombia, el proyecto trabaja en tres zonas piloto que incluyen los departamentos de Córdoba (vereda El Corozo), Meta (municipios El Dorado y El Castillo) y el distrito de Buenaventura, pero se espera que, con las acciones llevadas a cabo, además de los resultados derivados del GIPRO (Grupo Interinstitucional de Protección Social para la pesca y la acuicultura), se logre una incidencia en la política pública en materia de protección social para el sector a nivel nacional. 

 

 

Evaluación multidimensional del estado de la pesquería de dos especies de importancia comercial en el Golfo de Salamanca (Caribe) y en la ecorregión Gorgona–Iscuandé (Pacífico) como insumo para la sostenibilidad de su aprovechamiento. 

Aunque la pesca tiene un gran valor social, el pescador artesanal tiene acceso limitado a otras fuentes y a planes de mejoramiento e impulso empresarial, lo cual compromete la estabilidad productiva de esta actividad, por lo que el uso sostenible de los recursos y manejo participativo se han convertido en objetivos primordiales en los últimos años; es por ello que este proyecto busca implementar métodos de evaluación integral rápida de dos pesquerías artesanales modelo, una en el Pacífico (la sierra) y otra en el Caribe (jurel), con lo cual se puede obtener una visión holística del estado no solo del recurso sino de los aspectos económicos, sociales, políticos y ambientales, contribuyendo así al ODS 14 sobre Vida Submarina que busca conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible. He allí su importante aporte para el AIPAA 2022.